Prádanos de Ojeda intenta recuperar su tradición ajera