Prádanos de Ojeda intenta recuperar su tradición ajera

Prádanos de Ojeda fue ayer otro de los puntos marcados en la agenda festiva del verano gracias a su nueva Feria del Ajo, en la que se instalaron diez expositores con ajos, cebollas, legumbres, artesanía, dulces y yogures.

Los habitantes de la comarca, que siempre ha sido buena para la siembra de ajos, los adquirían al precio de 3,50 los blancos, 3,80 los morados y 11 euros la ristra. La nueva feria ha surgido gracias a la coordinación entre la Fundación Río Boedo y el Ayuntamiento de Prádanos, que quieren dar a conocer su extraordinario bulbo que es la base fundamental de muchos guisos tradicionales, y nunca puede faltar en la cocina.

Perteneciente a la familia de las Liliáceas y a la subfamilia de las Allioideas, ya los egipcios predicaban las extraordinarias propiedades del ajo e incluso los atletas olímpicos de Grecia lo masticaban antes de competir.

Tiene propiedades que favorecen el buen funcionamiento del corazón y, junto con los cítricos, naranjas y limones, ayuda a protegerse contra los constipados y la tos.

Infinitas son sus bondades pero más apreciado es su sabor, algo de lo que dieron buena muestra los asistentes que degustaron sopas de ajo y calabacines con ajo.

La Feria se suma a la del Ajete que organiza la Fundación Río Boedo y que se celebrará el último fin de semana de abril de 2012. De igual modo, la Feria del Ajo también tendrá continuidad.

 

Fuente: Diario Palentino